lunes, 6 de septiembre de 2010

Gran Cañon del Colorado

Después de todos los días surrealistas en Las Vegas, nos propusieron Aleix y Eva, visitar el Gran cañon del Colorado, a mi especialmente no me hacia ilusión, me sacan de invertir mi tiempo en escalar y ya me cogen dolores de cabeza y malestar, pero aceptamos, quien sabe si voveríamos por aquí (a Las Vegas seguro que no).



Así que caminito y manta, en tan solo seis horitas más de coche nos plantábamos a la entrada del Gran Cañon del Colorado y nos tocaba hacer noche una vez más en los ya famosos Camp Grounds, donde una vez habíamos disfrutado de un atardecer de cuento, caía la noche y los vampiros en forma de insectos hacían acto de presencia y se convertiría en una noche que mas de uno pasaría como buenamente pudiese, yo dentro del coche esperando aquel largo amanecer.


Al día siguiente nos dirigimos al famoso Gran Cañón del Colorado (se que muchos no estaréis de acuerdo con lo que digo, pero es esta fue mi percepción), personalmente me lleve una gran decepción con el lugar, las fotos de revistas, National Geographic, etc, etc, no tienen nada que ver con la realidad, darse cuenta de la dimensión de aquel lugar es difícil, una linea en el horizonte y montañitas que salen encima de un gran cañón.

La sensación de vertiginosidad, y de profundidad no la sentí, intentamos gozar del lugar, pero a mi me fue muy difícil, sera que tantas fotos y vídeos y películas le quita el factor sorpresa?, podría ser, me quedo con el National Geographic, se aprecia mucho más de lo que yo pude alcanzar, es verdad que como mucha gente nos dijo, para disfrutarlo, para ver sus tonos rojizos en su máximo esplendor, hay que esperar a la caída del sol, caminar unas cuantas horas y adentrarse en el Gran Cañón, llegar a su río y permanecer caminando unos días por allí o la otra opción es alquilar un Helicóptero en Las Vegas y volar dentro del cañón y observarlo desde otro punto de vista.

Seguramente de la manera que en dos horas explorábamos su parte superior, por el trazado marcado no era suficiente para apreciar nada, pero con lo visto tuve suficiente, definitivamente Yosemite era impresionante y esto era un cañón más.

Poco mas os puedo explicar de este día, después de dos horas visitándolo, decidimos marcharnos, Met, Domenec, Laia y yo, y poner rumbo hacia la costa de Santa Cruz en California, nuestro destino seria Castle Rock, una de las zonas de boulder parecidas a Fontainebleau y donde el Americano Chris Sharma ha sido un gran activo por la cercanía con su casa.

Un día entero de viaje para volver a saborear la brisa marina, el viento gélido y poder escalar huyendo del infierno del calor y los desiertos, llegue a aborrecer los desiertos, con lo poco que me gustan a mi.











3 comentarios:

4Recauxutats dijo...

Que viaje mas bonito y que buenos ratos nos estas haciendo pasar!!

Fina dijo...

Això si que és ¡¡CURRAR!!
Desde aquí podem viure gairabe minut aminut el vostre viatge amb la companyia dels nostres NOMADAS.
Esta molt be ja que ells no pengen fotos tenim les teves.
Pensa que desprès de les hores i fatigues per arribar al Canyon hi ha molta gent que no ho ha vist mai i tu(vosaltres) heu estat allà,segur que vist desde l´aire és més impresionat,però no tothom es pot gastar una pasta,l´intenció es el que val.

lola dijo...

Jo, la veritat però ja no sé a quin blog escrig,tinc un atabalament que no veas.
No tinc temps de fer res mes, fa tres dies que no passo l'escombra.
El gall no te res per sopar i ahir em vaig oblidar que la Crema feia 10 anys.
A lo que iba: les fotos són precioses i vosaltres us ho devieu passar cañon.
Ara vaig a mirar l'altre blog, el hotmail i el feisbuc; aixó es no parar.....
També us estimo AMORS MEUS.