sábado, 5 de diciembre de 2009

Rat-penat, en soledad

Es pronto y ya no puedo dormir más, hay alboroto en la calle, ¡tenemos el Mercado Medieval justo debajo de casa,, que horror!, me levanto y almuerzo, no he quedado con nadie para escalar, unos no pueden, los otros se van cuatro días a Targasonne, y ya tengo dos días reservados, así que la opción es quedarse por aquí.
Decido que lo mejor es volver al lugar que dejamos Quo y yo el jueves pasado, cargar todo el material y equipar otra vía, después de tomarme un Ibuprofeno de sobre, con gusto a sidral, me marcho contento a mi destino, se que estaré solo, que tan solo el frío me acompañara, y ocasionalmente el ruido del percutor.


Me descuelgo de la vía que equipamos el jueves, siempre impresiona, un buen patio por debajo de mis pies, sombra y frió, una buena combinación, mejor dicho cara norte, acabo de limpiar la vía, quiero probarla pero no puedo, estoy solo, es difícil autoasegurarme aquí, llego hasta la reunión que colocamos en la mitad de la pared, instalo otra cuerda y aquí dejo la mochila con taladro, friends, tascones, uñas, etc, etc, rapelo todo lo que puedo y empiezo a correr para crear un péndulo de un extremo al otro, mi intención es intentar llegar a un sistema de fisuras que hay más abajo, y de esta manera la vía saldría en tres tiradas, la cosa se pone fea, no hay continuidad, no hay nada, tan solo un paño de pared lisa, así que con paciencia remonto con por la cuerda, hasta llegar a la reunión colgada.


De momento queda una vía al estilo Verdon, con seguros aireados, y escalada muy fina, en algunos momentos de equilibrio, así que después de ver lo que había y estando aquí, decido ponerme a trabajar en otra vía que sale desde la misma reunión colgada hacia la izquierda, comparte el tramo de placa tensa y de equilibrista, para pasar por una columna muy bonita y atravesar una placa donde espera un mantel sobre una repisa, ya acabando de colocar el ultimo seguro y con la cuerda reenviada a una uña, esta ha saltado dandome en toda la boca, consecuente péndulo con taladro y hierros mil.


El nombre de esta, Rat-penat, en honor a la pareja de chupasangres que me han hecho compañía el resto de la mañana.

Toca recoger, sentarse, y disfrutar de otra sesión solitaria, el día de hoy se acabo, cuerda en la cima, material en el suelo, y un momento de calma que me ha hecho volar....

En breve, más.

3 comentarios:

shabash ! dijo...

Tela tela!!!!
Només veure com vas tornar..... només volia dir una cosa, que vas estar "en tu salsa"!!!!
Felicitats, sempre trobes el que t'ompla i el que et fa quedar rebentat!!!! (aquesta vegada ben rebentat de llavi! jeje!).

Gràcies per compartir les teves vivències!! segueix igual, bouoot!

mil petons!

Ferran Guerrero dijo...

Jejejeje.

Primer vaig buscar la soleta dels blocs, la vaig compartir, ara busco la soletat de les parets, d'aquelles que ningú vol, d'aquelles que treballar sempre costa, una motivació més, lluitar amb mi i per a mi, qui vingui darrere que ho disfruti, i qui no ho sapigue disfrutar, que s'ho faci mirar.

Gràcies Manuela.

P.D. Sembla que m'hagin donat un cop de puny amb tot el llavi, cullons com dona de fort una ungla, jajajaja

Pekas dijo...

Demà em toca "firar per el mercat" a mí... ( es lo que te ser arquer a més de "aprendiz de escalador"
:-))))))

Uuuummmmmmm... esas víes... ummmm.... ;-)))